Av. Santa Fe 3242 1° Piso Dpto "A" Capital Federal. Argentina
54 11 4823 2881 54 11 5886 6960
info@antonioarevalo.com Consultas y Turnos
Title Image

Braquioplastia

braquioplastia

La braquioplastia o lifting de brazos es una técnica quirúrgica dirigida a mejorar el aspecto de las extremidades superiores mediante la resección del exceso dermograso de cara interna de ambos brazos.

Si has sufrido una importante pérdida de peso a consecuencia de una dieta o tras una cirugía bariátrica o la realización de un Método o Balón Intragástrico, es habitual que existan zonas del cuerpo como los brazos que presenten una flaccidez. Este hecho preocupa a muchos pacientes, especialmente al sexo femenino.

La Braquioplastia o lifting de brazos ofrece a muchos pacientes una mejora de imagen y por lo tanto, una mayor autoestima.

En la consulta inicial el cirujano valorará aspectos como el exceso dermograso de la cara interna de los brazos, la calidad de la piel y la capacidad de retracción de la piel, como así también el estado de salud del paciente. De esta forma se determina si el paciente es un buen candidato para la cirugía.

Existen dos tipos Braquioplastia o lifting de brazos:

Braquioplastia simple

Indicada en paciente jóvenes, cuya laxitud cutánea queda circunscrita solo a la cara interna de brazos.

Braquioplastia con extensión axilar y torácica

Para aquellos casos de pacientes de más edad, que no solo presentan “brazo en péndulo”, sino que además el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y torácica.

Uno de los efectos negativos de esta cirugía son las cicatrices que se realizarán en la cara interna de brazos. Éstas irán mejorando con el tiempo, no obstante, dependiendo del paciente, es posible que sea preciso posteriormente hacer algún retoque de cicatriz, pero con anestesia local.

La cirugía se realiza en quirófano con anestesia local y sedación, normalmente. En la mayoría de los casos no requiere hospitalización.

Después de la operación es importante llevar una prenda de presión sobre la zona operada por un periodo de 15-20 días.

Aproximadamente después de una semana puedes hacer tus actividades cotidianas a excepción de las que demandes esfuerzos físicos.

Contactanos para quitarte todas las dudas y organizar una cita con el Dr. Arévalo.